About

En 10 Puntos®. Con la tecnología de Blogger.
 
jueves, 28 de enero de 2016

"Rambo II": Crítica de Victor Suárez

Victor Suárez

GÉNERO: ACCION-BÉLICO
AÑO: 1985
INTÉRPRETES: SYLVESTER STALLONE, RICHARD CREENA, STEVEN BERKOFF
GUION: JAMES CAMERON Y SYLVESTER STALLONE
BANDA SONORA: JERRY GOLDSMITH
DIRECCIÓN: JOHN PAN COSMATOS. 
PRESUPUESTO: 44 MILLONES DE $ (LA MAS CARA RODADA HASTA 1985)
RECAUDACIÓN MUNDIAL  309 MILLONES DE $ (LA PELI MAS TAQUILLERAA DE SLY)
CALIFICACIÓN PERSONAL: 10
LUGAR DEL RODAJE: MEXICO
Con Acorralado empezó la leyenda que me había marcado dos años atrás, al verla en video en casa de mi abuela en el verano de 1983 (una de las primeras películas que vi en este formato VHS). Recuerdo en el verano de 1985 el bombardeo publicitario que anunciaba el regreso de Rambo a Vietnam para acabar el trabajo. Mi edad (10 años) no me permitió disfrutarla en cines, pero aún recuerdo cuando mis tíos fueron a verla y les pregunte qué tal fue; aún recuerdo la respuesta: “una pasada”.
Tuve la oportunidad de verla cuando mis tíos la alquilaron en casa de mi abuela en la primavera de 1987. Trajeron pizzas encargadas para cenar y empezaron a hacer bromas y a hablar, pero yo sólo tenía un objetivo: estar atento a la pantalla durante 92 minutos. Yo recuerdo que la película me pareció un chute de adrenalina que con 12 añitos me entró en vena;  pensé lo mismo que mis tíos “que pasada”.
La volví a ver en las reposiciones que hicieron en televisión y me la grabé en video cuando tuve la ocasión, insertando una portada de la revista Tele indiscreta en un plástico. En 2000 me la compré en video y en 2003 la adquirí en DVD, para luego en 2015 por fin tenerla en Blu-ray. 

Que se puede decir de esta película. Es puro cine de acción ochentero.  Una de las mejores películas de esta época que comenzó la segunda eclosión del cine de Acción de los 80. 
La primera eclosión la comenzaron Mad Max 1 y 2, unidas a la genial Rambo Acorralado y la primera mezcla de acción con ciencia ficción, nos referimos a Terminator, que convirtió a Arnie en una estrella de la demolición. Con esta base los productores ya tenían carta blanca para crear hombres hipermusculados que masacrarían a ejércitos enteros. Arnold Scwcharzenneger haría Commando con mucho carisma y fuerza, pero Stallone tenía que realizar un pulso con su rival y salió ganando con Rambo II ya que esta tenía más mala leche, era más contundente y mucho más épica. 



En esta segunda parte nos encontramos con un Rambo que está pagando lo que hizo en la primera parte. Está en una prisión de mala muerte donde les hacen trabajar hasta el agotamiento con un calor horroroso. El general Trautman lo va a visitar para ofrecerle una misión secreta en Oriente: tomar fotografías de posibles prisioneros en Vietnam. Aquí aparece la primera gran frase: Rambo, hice todo lo posible para no traerte a este agujero. Después de conocer la misión, Rambo se lo piensa y le dice: Aquí sé a qué atenerme, pero acepta la misión y pregunta: esta vez nos toca ganar, a lo que el coronel le responde: eso depende de ti (frase profética sin duda). Nos trasladamos a Tailandia donde un  super ordenador lo ha elegido como uno de los tres hombres más capacitados para completar la misión. Le presentan al burócrata Murdock, rodeado de soldados mercenarios con pinta de lameculos y con una cara de traidores que se nota a la legua. Aquí vemos que Rambo no es hombre de muchas palabras ya que le hablan y nos les hace caso. Rambo empieza a mirar el ordenador y el jefe de la operación pregunta a Trautman si tal vez está trastornado por la guerra y sugiere que tal vez se hundirá bajo presión en aquel infierno, a lo que Trautman contesta: lo que usted llama infierno, él lo llama hogar. Rambo se entera de que sólo tiene que tomar fotos y su cara de sorpresa ante la posibilidad de no poder matar es de óscar. Se le da el equipo y viajan en un avión rumbo a Vietnam. Trautman esperanzado le dice a Murdock (el despreciable mando de la operación) si hay alguna posibilidad, a lo que este responde: no lo creo, no fue mi guerra, yo estoy aquí para limpiar la mierda.
El avión se dirige a su destino y Rambo (a pesar de tener que tomar fotos se lleva arco y flechas, por si acaso) se engancha al saltar y tiene que soltar todo el equipo fotográfico, pero consigue saltar y llegar a la selva. Ya empezamos a ver el tufillo a traición: Confirmación visual: no hemos visto nada.

Rambo que se mueve como pez en el Agua en la selva (ver como coge del cuello una serpiente como quien llega a su casa y se calza unas pantuflas para ver la tele)se encuentra con el contacto, una guapa vietnamita llamada Co Bao. Tienen que viajar con piratas del rio para no levantar sospechas, y aquí vemos por la repugnante pinta de estos, que la traición vuelve a sentirse en el putrefacto aire de las estancadas aguas del rio donde se desplazan. Durante el trayecto en barco hay frases memorables: Co Bao le pregunta: te han enviado a la misión porque te gusta luchar,a lo que Rambo responde:  no, yo soy prescindible, en inglés “Expendable”. Ella le pregunta que significa: es como si te invitan a una fiesta, tú no acudes y a nadie le importa. Cuando la chica la pregunta en que confía él,  sencillamente sacando un cuchillo de medio metro afilado le responde: sólo en esto. Otra frase mítica és: para sobrevivir a una guerra hay que convertirse en guerra.  Consiguen llegar al campamento donde están los prisioneros que por lo que se ven los mueven muchos. Estos están famélicos y con signos de disentería, beri beri y malaria, rodeados de suciedad y ratas. Rambo saca su arco ya que las tonterías se han acabado. Co Bao le pregunta: que pasa con las órdenes a lo que Rambo le responde,  se acabaron las órdenes.
Consiguen rescatar a un prisionero que está atado a un árbol y huir en el bote después de cargarse con el arco a un par de vietnamitas. El prisionero con cara de zombi moribundo le pregunta a nuestro héroe en que año están, poniendo cara de sorpresa cuando le dicen: en 1985. Vuelven con los piratas que por supuesto les venden ya que una lancha norvietnamita está por la zona. Aquí veremos cómo Rambo es una máquina de matar. Con una recortada se carga en un plis a cuatro piratas, hiriendo Co Bao a un quinto, y aquí vemos como el gran cuchillo de Rambo es su mejor amigo. Con un bazooka, Rambo destruye la lancha torpedera. Un quinto pirata antes de saltar del barco lo ahoga con una cuerda y este consigue sacar su amuleto de su funda y hacer del pobre pirata un pincho moruno con salsa barbacoa, saltando en el último momento cuando la lancha choca con el bote provocando una explosión monumental.



Toca huir para que el helicóptero venga a recogerlo, ya que han huido con un prisionero y ahora los perseguirá todo el ejército, pero claro serán traicionados en el último momento al no querer enfrentarse al hecho de que realmente hay prisioneros de guerra americanos. Trautman va a por ellos con dos secuaces de Murdock para ver como su soldado, ante sus narices y a punta de pistola por parte de estos le dicen que se anula la misión, abandonándolo con el prisionero. Los vietnamitas lo apresan y lo dejan colgado metido en agua llena de heces de cerdo y sanguijuelas. Aquí vemos como los soviéticos están metidos ya que llegan asesores militares rusos, los cuales quieren saber qué hace allí  este soldado americano. A Rambo lo torturan pero ven (descargas eléctricas brutales) que es muy resistente y prefieren atravesar con un cuchillo al rojo al famélico prisionero americano, para hacer que hable. Aquí viene un momento cumbre. Se pone en contacto con Murdock para dar su posición. Rambo sabiendo que él ordenó su abandono aprieta el micrófono: Juro que le mataré. (Co Bao ya había entrado en el complejo vestida de prostituta para ayudar a Rambo). Este con el micrófono ostia a los que están en la sala, evita los disparos y se escapa con Co Bao, dejando al prisionero y huyen por la noche perseguidos por helicópteros, vietnamitas y rusos hasta que consiguen darles esquinazo. 
Aquí viene el breve momento romántico cuando Co Bao le dice a Rambo que se la lleve a Estados Unidos. Este se sincera y le dice que nunca olvidará que le ayudara a escapar, se besan y Rambo tiene novia pero, ¡ostras! el noviazgo le dura 80 segundos. El general vietnamita los localiza y ametralla a la pobre chica que expira en los brazos de Rambo. Nuestro antihéroe  traumatizado coge el  collar de su amada se lo pone en cuello, la entierra con una música sublime y por la cara vemos lo que va a pasar: Rambo va a masacrar Vietnam. Un noviazgo tan breve tiene que tener consecuencias; todo el sistema comunista va a temblar. A partir de aquí Rambo demuestra para lo que sirve: para matar. (Para sobrevivir a una guerra hay que convertirse en guerra): Rambo es la guerra en sí misma. 



Primero a Rambo lo buscan los soviéticos. Este se camufla en el barro y va matando uno a uno a los bolcheviques con ahogamientos, apuñalamientos y flechazos (no precisamente románticos) provocando el pánico en los malos. Ojo el momento en el que Rambo está totalmente camuflado por el barro y mata a un soldado ruso sin que este se dé cuenta. Luego toca matar a los vietnamitas quemando un bosque. Con una AK-47, con cuchillos, con una M60, helicópteros, flechas explosivas, con sus manos y con su ingenio va matando a todo lo que se le pone por delante. Me encanta el ruido que hacen las flechas explosivas al tensarse en el arco y hacer un sonido parecido a una mezcla entre serpiente de cascabel y quebrado metálico, que pone la piel como escarpias. Con cada lanzada convierte chozas, camiones y puentes en picadillo. Luego se encuentra con el general vietnamita que mató a su amada al que le espera un destino truculento. Le lanza una flecha que lo hace detonar en mil pedazos (el climax es sublime, con Rambo fijo en su objetivo con la música de fondo espectacular); un justo destino para el interruptor de su relación romántica en un momento épico en el que el sonido del arco y la flecha es espectacular. Rambo evita una bomba que vuela toda la montaña, asalta el helicóptero,  se carga al forzudo bolchevique que lo torturó en tierra y en otro momento épico se dirige con el helicóptero al poblado para rescatar a los soldados americanos. En una orgia de explosiones y ametrallamientos varios, con misiles, matando a soviéticos y vietnamitas en una escena brutal, violenta y efectiva, nos deleitamos con la masacre. Baja del helicóptero y con la M60 se carga a todo bicho viviente a ras de suelo, rescatando a los prisioneros y llevándoselos a la base. 



Antes tendrá que enfrentarse a un Mil-Mi (helicóptero soviético de combate, más grande mejor armado y más chulo que el Bell-111 de nuestro Rambo, pilotado por el general ruso que mandó torturarlo  anteriormente. La persecución es brutal y acaba con nuestro Rambo con su helicóptero destrozado en el agua, acosado por el monstruoso bicho ruso, pero Rambo se hace el inconsciente y de un bazookado se carga el aparato de combate ruso que se confía demasiado. Toca llegar a la base para devolver sanos y salvos (menos uno) a los prisioneros, sacar la M60 del helicóptero, cargarse el ordenador que lo eligió en una escena de desahogo brutal (esta escena es hipnóticamente brutal)y clavando su cuchillo cerca de la cara de Murdock (su cara de terror es realmente sobrecogedora) para acabar la misión: Murdock, misión cumplida, quedan hombres allí, búsquelos, o le buscaré yo a usted, ante la cara aterrorizada de este. Rambo se va, sus amigos murieron y él también. Trautman le pregunta, como vivirás: día a día.



Rambo antes de la película tenía 59 muertes confirmadas. Aquí mata a 61 personas sin contar todos los muertos que causa su incursión en helicóptero, lo que suman más de 80 víctimas (a víctima por segundo de relación con su amada Co Bao).
Fue nominada a mejores efectos de sonido y captó la atención de Ronald Reagan, el por entonces presidente americano. Fue mal recibida por los críticos pero fue la segunda película más taquillera en USA aquel año con 150 millones de $ en Estados Unidos y total mundial de 309 millones, convirtiendo a Rambo en un icono. James Cameron (director de masas con Aliens, Terminator I y II, Avatar y Titanic colaboró con Stallone en el guion).
En resumen: Una obra maestra del cine de acción ochentero. 
La he vuelto a ver hace poco y lo siglo flipando en colores. Ha envejecido muy bien y las escenas de acción son espectaculares. Es como el buen vino, mejora con los años (y eso que no he probado el vino, pero como dijo un replicante a un entrevistador en Blade Runner “No sé cómo es una tortuga, pero le entiendo”.




Las opiniones vertidas en este artículo corresponden exclusivamente a su autor y no necesariamente corresponden con las de la administración de En 10 Puntos
 
En 10 puntos! © 2011 DheTemplate.com & Main Blogger. Supported by Makeityourring Diamond Engagement Rings

You can add link or short description here