"Erase una vez en Hollywood": Crítica de nuestro amigo Victor Suarez

Por Victor Suarez

Pues vamos con el último film de uno de los directores mas destacados de las tres últimas décadas con su noveno film. Me han gustado todas sus peliculas, ya que todas tienen algo especial. Mis favoritas sin duda son primero Pulp Fiction, luego Reservoirg Dogs y luego, Inglorious Bastards. Su punto mas bajo pareciéndome un film notble fue los Odiosos Ocho, su anterior film, pera aún así es un film muy disfrutable.

Este film sinceremante lo he disfrutado como un enano. Sus 2 horas y 45 minutos se me han pasado en un suspiro, de hecho no quería que terminara y me dió enorme pena cuando salieron los títulos de crédito. Estamos ante tal vez uno de los mejores films de su director y para mi ahora mismo, su tercer mejor film empatado con Inglouriuos Bastards, y ahora explicaré porque.

-La direccion de Quentin Tarantino. Es prodigiosa y se ha superado a si mismo. Se le ve mas maduro y su dirección de actores es soberbia en todos los sentidos. Su fetichismo por los pies femeninos, que ya vimos en anteriores veces aquí llega a su màxima expresión. Los primeros planos de los personajes son excelentes, los planos americanos y medios muy bien trabajados. Los Travellings en las carreras de coches y de caballos, vigorosos y enérgicos, los planos cenitales muy evocadores. Destacar algunos contrapicados fabulosos y algunos picados brillantes.

-El diseño de producción es impresionante. Cada detalle, cada producto, televisores, pantalones, coches, cigarros, zapatos, bares, supermercados, te mete en 1969 como si fuera un viaje en el tiempo.

-La planificación y puesta en escena es exquisita, llevándote por los platós de los diferentes rodajes y en combinación con un montaje ejemplar te hace disfrutar de cada fotograma.

-Las canciones de la película son muy acertadas ya que te meten aún mas en el ecosistema de aquella época única con tracks que acompañan algunos grandes momentos y que ensalzan los viajes en coche en momentos muy personales dentro del contexto de finales de los años 60.

-La fotografía y la iluminación son perfectas en cada encuadre, con tonos de colores variados pero apagados en algunos momentos, para captar el espíritu de aquella época.

-Las actuaciones:

-Brad Pitt como doble y sirviente es de lo mejor del film. El peinado y los gestos me recuerdan mucho al Roberd Redford de aquella época, incluso su chulería y su forma de hablar. Pitt compone un hombre duro pero servicial con el que nos encariñamos enseguida y con el que sufrimos cuando Charles Manson y sus chicas atacan la casa.

-Lo mejor es el personaje de Leonardo Dicrapio en una actuacion sobresaliente en la que me vienen a la cabeza actores como Steve Mcqueen, Clint Eastwood, Lee Marvin o James Coburn. Los gestos, miradas, conversaciones y tics y movimentos son maravillosos y efectivos.

-Todos los cameos son maravillosos como los de Kurt Russell (homenaje de su época de los 60 y 70 cuando participó en películas de la Disney y su posterior desarrollo en personajes de antiheroe de los 80), Al Pacino, que a pesar de estar mayor y que me hubiera gustado que saliera mas, nos retrotae al icono que fue en los 70 con sus grandes papeles en The Goodfather, Sérpico y Tarde de Perros. Michael Madsen que nos hace recordar otras colaboraciones con Tarantino como en Reservoir Dogs y su escena de la oreja y la Mamba Negra en Kill Bill 2, el pequeño papel de una ajado Bruce Dern que nos hace sacar una sonrisa, recordando algunos papeles sesenteros y setenteros de este prolífico actor secundario, Luke Perry (recordado por sensación de vivir y un frustrado futuro James Dean) en un pequeño papel de vaquero, Clifton Colins como el Vaquero Mexicano, Maya Hawke como miembro del clan de los Manson (Hija de Ethan Hawke y Uma Thurman, una de las musas de Tarantino), Tymothy Oliphant como actor secundario. Tambien destacar la magnífica y breve actuación de Damien Lewis como Steve Mcqueen en un papel donde imita cada uno de los gestos de tan legendario actor en una actución portentosa.

-El momento de Bruce Lee sin duda es una parodia porque conozco muy bien los gestos de este actor y no era realmente así, a pesar de que la indumentaria con las gafas es clavado hasta que se las quita. Esto queda ambivalente para cada espectador, pero en la vida real nadie le habría ganado en un combate.

-En este película vemos a un Tarantino mas maduro, mas crepuscular, mas centrado, mas contemplativo, que trabaja a sus personajes en arcos dramáticos profundos y existenciales con los que conectas y que te preocupas por ellos y no quieres que sufran cuando les pasa algo.

-El papel que me parece mas descafeinado y decorativo es el de Margot Robbie, con la que no hay una verdadera empatía dada su supuesta frívola vida, comparada con la profundidad de sus dos personajes principales.

- Tiene tantos momentos, para empezar el logo de la Columbia al empezar el film tal y como era a finales de los años 60, todas esas portadas y carteles con las caricaturas de Di Caprio magníficamente retratadas. La inserción de su cara como posible sustituto de Mcqueen en La obra maestra La Gran Evasion, esa conexión con lo que se sentía al ver esas series de televisión de finales de los años 60 de espias, asesinos y criminales, con esa terrosa presentación visual estilizada y como homenaje de una época que no volverá.

-El final es puramente demencial, puro tarantino en todo su esplendor, sangriento, hilarante, tremendamente entretenido con una tela de araña de humor negro, gore y momentos explosivos de un director que pese a haberse calmado tenía un as en la manga para sus seguidores.

-Uno de los mejores films de Tarantino sin duda, donde se ve la calidad de un cineasta que va madurando sus técnicas cinematográficas a medida que llega a su ocaso.

Yo nunca pongo nota a un film porque la parte subjetiva es tan grande que sería ilógico una puntuación matemàtica algo como el arte. Es un film sencillamente maravilloso que en un segundo visionado captaré muchos mas detalles.

Las opiniones vertidas en este artículo corresponden exclusivamente a su autor y no necesariamente corresponden con las de la administración de En 10 Puntos